16.03.2018

Solicitada: Paro y movilización de estatales en Santa Fe

Las 48 horas de paro y movilización multitudinaria de docentes, estatales provinciales y municipales de la provincia de Santa Fe, con un acatamiento total y la adhesión o convocatoria de todos los sindicatos del sector público en rechazo a la oferta del gobierno provincial del 15% en tres tramos, pone de manifiesto la inviabilidad de la política salarial que impulsa el gobierno nacional e intenta imponer el provincial.  (*) Solicitada publicada en el diario Página /12
Las 48 horas de paro y movilización multitudinaria de docentes, estatales provinciales y municipales de la provincia de Santa Fe, con un acatamiento total y la adhesión o convocatoria de todos los sindicatos del sector público en rechazo a la oferta del gobierno provincial del 15% en tres tramos, pone de manifiesto la inviabilidad de la política salarial que impulsa el gobierno nacional e intenta imponer el provincial. Los trabajadores, de hecho, paralizaron la administración provincial y municipal de Santa Fe demostrando que no es viable la propuesta salarial porque, así las cosas, dejan de prestarse los servicios públicos, más allá del cumplimiento de las guardias mínimas.

Es un acto de desmesurado ajuste y autoritarismo pretender imponer esta política cuando las cuentas públicas de la provincia se encuentran ordenadas, con un déficit absolutamente razonable, con un bajo nivel de endeudamiento y un empleo público equilibrado o insuficiente y, por lo tanto, en condiciones de superar claramente la última propuesta salarial.

Este ofrecimiento se ubica indudablemente en el marco de una política económica que está destruyendo el mercado interno, a lo que se le suma la irracionalidad de suponer que será un factor de contención de la inflación después del fracaso de las políticas anti-inflacionarias que desde la convicción neoliberal ha llevado al mayor endeudamiento y déficit de la balanza comercial de la historia en poco tiempo, y al festival de bonos en contramano del país productivo. Nuestros salarios no deben ser arrastrados a otro desastre más.

Los trabajadores no firmamos ningún Pacto Fiscal, lejos están nuestros salarios de ser causantes de una inflación descontrolada, y por ello reclamamos una política salarial seria, razonable y justa. Esperamos una propuesta en tal sentido.

(*) Solicitada publicada en la edición de este viernes 16 de marzo en el diario Página /12

Copyright © 2014 – – Todos los derechos reservados