01.11.2019

El Cupo Laboral Trans ya es ley en Santa Fe


Con la norma sancionada en Legislatura, la Provincia debe emplear a travestis, transexuales y transgénero hasta el 5% de su planta laboral. ATE participó de la concentración en la explanada del edificio.
La Legislatura provincial sancionó ayer la ley de cupo laboral para personas trans, un hito trascendente en la búsqueda de derechos del colectivo LGBT porque implica su inclusión en el mercado laboral estable: promueve la contratación de personas transexuales, transgénero y travestis en el ámbito privado, e impone al Estado santafesino la obligatoriedad de incorporarlas hasta conformar el 5 por ciento de la planta permanente, transitoria o contratada de la administración pública.

"Es un día histórico para Santa Fe", dijo el subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual, Esteban Paulón, en el mitín convocado en la Legislatura para presenciar la sanción de la ley. "Seguramente el texto aprobado no ha sido en pleno el que esperábamos, pero es un muy buen punto de partida para avanzar en el campo de la inclusión laboral", refirió acerca de la reducción del cupo propuesto. Diputados había aprobado el año pasado un texto que imponía el 10% de personal trans en el Estado, y en el Senado lo redujeron a 5%.

La ley, que ahora deberá promulgar el Ejecutivo, establece que en su primer año de vigencia la Provincia deberá incorporar unas 50 mujeres y varones trans, en la administración pública o en las empresas estatales (EPE, Assa).

La norma, impulsada por el diputado Carlos Del Frade, apunta a "favorecer la inserción y estabilidad laboral de personas travestis, transexuales y transgénero, alentando su contratación y empleo en el sector público y privado a los fines de garantizar el derecho al trabajo". Refiere a las personas mayores de 18 años que hayan realizado la rectificación registral del sexo, nombre e imagen.
El Ministerio de Trabajo será la autoridad de aplicación de la ley, y deberá abrir un registro específico en el que lxs aspirantes habrán de inscribirse. De esa lista cualquier dependencia del Estado santafesino deberá buscar personal cuando lo requiera. "La incorporación será progresiva y las vacantes que se produzcan deberán prioritariamente reservarse a sus beneficiarios hasta cumplir con el cupo", dice el texto.

Para el caso del sector privado, la ley contempla deducciones especiales del impuesto a los Ingresos Brutos para los empleadores que contraten personas trans.

Hasta ahora, en el Estado provincial trabajan unas 42 personas trans, aunque en esos casos han declarado su cambio de identidad de género ya como empleadas estatales. Se trata ahora de que el Estado sume a su planta personas en esa condición.

Un año después de tenerla en stand by a la media sanción, el Senado le dio su OK, y en la misma tarde pasó a revisión en Diputados, donde finalmente se aprobó casi por unanimidad entre los 33 diputados presentes. Hubo una sola abstención.


Santa Fe es ahora, junto con Buenos Aires, una de las dos provincias que cuentan con esta legislación. Antes, hubo diez ciudades santafesinas que implementaron ordenanzas en ese mismo sentido, como Rosario, Capitán Bermúdez y Venado Tuerto, entre otras.

Pamela Rocchi, de la Subsecretaría de Diversidad Sexual, celebró la decisión final del Senado. "De nada a tener esta ley es un muy buen primer paso", dijo.

Lxs militantes del colectivo LGBT que presenciaron la sesión del Senado aplaudieron las intervenciones de Miguel Cappiello, Felipe Michlig, Miguel González, Germán Giacomino y Armando Traferri, quienes lograron finalmente el consenso necesario que por meses no surgía.

El senador de La Capital, y ex ministro de Salud, advirtió: "Que aprobemos esta ley no significa que toda la sociedad tenga esta mirada. Es importante que quienes tenemos esta responsabilidad pongamos un marco y digamos a la sociedad que debe tener una mirada integradora, no discriminadora. Con la ley no alcanza, sino cuando las sociedades asimilan esto de vernos a todos como iguales. Es un hito importante pero la larga lucha de estas compañeras es solo un inicio para lograr que las miradas sociales sean amigables y no punitivas", concluyó.

Fuente: Rosario /12

Copyright © 2019 • • Todos los derechos reservados